La importancia de cortar las uñas a tu perro

El cuidado de las patas de tu mascota y, por tanto, de sus uñas, es sumamente importante. Le debemos cortar las uñas por salud y bienestar físico. 

Las uñas se deben mantener cortas y debemos revisárselas por lo menos una vez por semana y comenzar a hacerlo desde que el animal es un cachorro. Algo que debemos de incluir dentro de la rutina de higiene habitual de nuestro amigo, que por supuesto, también incluye el baño, el cepillado, la higiene dental y la limpieza de los oídos.

A los perros, las uñas cuando están largas tienden a romperse provocando heridas e infecciones internas que ocurren debido a un hongo llamado Onicomicosis. Hay que intentar por todos los medios que esto no suceda, ya que es muy doloroso y puede llegar a ser muy difícil de tratar.

Tenemos que saber o recordar, que la uña de los perros se compone de queratina y células muertas endurecidas, por eso no les duele al cortarlas. Pero es muy importante señalar que también tiene en su interior una vena con la que tenemos que tener cuidado al cortar si no queremos herir a nuestro perro.

Esta vena que se encuentra en el interior crece a la vez que la uña, por lo que un perro con uñas largas tendrá también venas largas. Si nuestro fiel amigo tiene varias uñas largas, tenemos que tener mucho cuidado si queremos igualarlas todas, ya que al cortarlas estaríamos cortando también la vena que hay en su interior, algo que aunque no sea grave es muy doloroso para nuestro perro.

Las uñas de los perros nos muestran con qué frecuencia caminan o corren en superficies duras como cemento o asfalto. Un perro que pasa la mayor parte del día sobre el pavimento o pisos ásperos, sufrirá un desgaste natural en las uñas y rara vez presentará molestias o lesiones, con lo que no necesitara un corte de uñas tan frecuente. 

Por el contrario un perro que acostumbra a pasear sobre superficies suaves como hierba, tierra o arena, tendrá uñas más suaves y largas y será más propenso a sufrir lesiones en ellas si no recibe mantenimiento semanal.

La longitud de las uñas es clave para la salud de nuestro perro. Así, un perro que no desgasta de forma natural sus uñas y no tiene a nadie que se preocupe de cortárselas puede llegar a sufrir graves problemas posturales, por no hablar de infecciones y heridas graves.

Al igual que no ocurre a nosotros, a los perros también se les puede encarnar las uñas, – que es lo que sucede cuando se introduce la uña, al crecer, en las partes blandas que la rodean, produciendo alguna molestia-, lo cual es algo que ocurre solamente cuando las tienen largas.

Esto es algo también muy incómodo para nuestro canino, sobre todo cuando esta situación ha ocurrido tras un traumatismo o una lesión. En estos casos la solución llega a través de una intervención quirúrgica.

Otra cuestión que debemos tener en cuenta son los espolones, que son esas uñas que quedan más arriba del pie del perro, pero que no tocan el suelo. Estas uñas como no sufren ningún desgaste, crecen más que el resto y pueden llegar a curvarse demasiado y clavarse en la piel del perro provocándole una fea herida. Por eso, también hay que cortarlas con sumo cuidado.

Cortar las uñas a nuestra mascota suele ser un poco difícil para muchas personas. Te recomendamos que elijas ese instante en el que tu canino se encuentre más relajado. Lo mejor que puedes hacer es bañarlo antes de cortar sus uñas, ya que de esta forma estarán mucho más suaves.

Y por supuesto, te aconsejamos que dicho mantenimiento lo realice un veterinario, auxiliar veterinario o peluquero canino profesional.