Tres perros virales. Ellos son los protagonistas

Estamos en pleno siglo XXI donde las facilidades que la tecnología nos ofrece a la hora de comunicarnos son tan sorprendentes que, si se levantaran de la tumba nuestros abuelos y tatarabuelos, muchos de ellos se iban a tirar al monte.

Todos sabemos que los videos virales son grabaciones que han sido ampliamente difundidas a través de Internet, ya sea a través de redes sociales, blogs, correo electrónico, mensajería instantánea, etc. Por supuesto, las redes sociales como Facebook, Twitter y algunas otras de vídeo como YouTube, Dailymotion o Vimeo han facilitado en gran medida el poder de viralización de estos vídeos.

Todos tenemos a nuestra disposición móviles con cámara. Esto hace que muchos aficionados graben escenas y las cuelguen en portales como YouTube con la única intención de compartirlos con familiares y amigos.

Los contenidos y vídeos que se vuelven virales suelen ser aquellos que apelan a las emociones. Y es curioso señalar cómo muchos de estos videos no nacen con la intención de hacerse virales, y sin embargo, llegan a miles de dispositivos muy rápidamente.

A principios de este año 2020 se hizo viral el video de una perrita que coge el autobús sola todos los días para ir al parque a jugar.

Robbie Lauren fue quien compartió la increíble historia de la perrita Eclipse, quien acudía al parque diariamente para jugar con otros perros.

Según Lauren, Eclipse comenzó a irse sola al parque después de que un día su dueño, Jeff Young, no corriera para así poder coger el autobús cuando estaba a punto de llegar. La perrita decidió correr ella sola para subir al vehículo, y el chofer al verla y reconocerla, decidió llevarla. Jeff llegó a buscarla en el siguiente autobús.

A partir de ese día, Eclipse se aprendió el camino sola. Su dueño Jeff, la deja ir en solitario al parque ya que la mayoría de los choferes de la ruta ya conocen y la llevan sin problemas a su destino. Ella lleva en su collar una tarjeta para abonar el pago de su viaje. Y el resto de pasajeros… encantados de compartir viaje con Eclipse.

Y la gran difusión en todos los medios del video, que por supuesto, ya es viral.

El segundo video viral también tiene como protagonista a un perro que ayuda a los niños de una guardería a cruzar la calle.

Kupata que es como se llama este precioso can, se ha convertido en una verdadera sensación, pues ha dado un gran ejemplo que los seres humanos deberíamos de imitar.

Kupata es un perro callejero que deambula por las calles de la ciudad costera de Batumi, en Georgia. Este perro se hizo más que famoso al ser gravado ayudando a un grupo de niños de una guardería a cruzar la calle por el paso peatonal, poniéndose frente a ellos, para así evitar que algún automovilista pudiera cometer una imprudencia en contra de los pequeños.

La persona que grabó y  compartió el video en redes sociales sumó rápidamente más de un millón de reproducciones por todo el mundo.

En el video podemos ver a Kupata saltando y corriendo por delante de los coches, ladrándoles y obligándolos a frenar para que los niños pudieran cruzar hacia el parque.

Debido a su popularidad, el Departamento de Turismo del lugar le regaló a Kupata una casa decorada con una estrella, para así reconocer su labor y actitud, dando un comportamiento más que ejemplar.

El tercer video es el angustioso rescate de un perro de tres meses atrapado en la llanta de un coche. Gracias a la actuación de los bomberos, que cortaron el eje metálico con una sierra, el animal pudo ser liberado.

El pasado 22 de enero, los agentes del Departamento de Servicio Animal de la localidad californiana de Coachella, recibieron un aviso que les alertaba de que un perro, un pastor ganadero de origen australiano, se había quedado atascado al introducir la cabeza en la llanta de un automóvil. 

Como puede verse en el vídeo, los agentes intentaron primero socorrer al cachorro aplicando un lubricante sobre su cuello, tratando de deslizar la cabeza fuera de la rueda. Sin embargo, esta técnica no funcionó y tuvieron que llamar a los bomberos, que utilizaron una sierra de sable para cortar parte de la llanta. Gracias al esfuerzo de todos, el perro tuvo un final feliz al ser liberado sin daños.

Nuestros fieles amigos ya no sólo son los protagonistas de nuestras vidas, también a veces, sin nosotros quererlo, lo son en las redes por su fidelidad, afecto, por su carácter protector, tierno… cuidémosles, como ellos cuidan de nosotros.