Inicio Blog Veterinario 2018, el año del perro de tierra

2018, el año del perro de tierra

Los perros duros no bailan, es el nuevo libro de Arturo Pérez-Reverte, una novela negra que narra la aventura de un perro en un mundo diferente al de los humanos, donde rigen los valores de lealtad, inteligencia y compañerismo.

Perros de paja es una expresión que se utiliza para referirse a aquellos que aparentan fuerza y poder, ocultando en realidad una naturaleza hueca y falsa. También para aquellos a quienes se utiliza para un fin sin su conocimiento. En la China antigua los perros de paja eran muñecos, imitando a perros, rellenos de paja. Se utilizaban para las ceremonias rituales, como ofrenda a los dioses.

Sabías que en 2018, según el horóscopo Chino, hemos dejado atrás el año del gallo de fuego y hemos pasado al año del perro de tierra. Un año especial para los nacidos en 1910, 1922, 1934, 1946, 1958, 1970, 1982, 1994, 2006. Para ellos, el horóscopo les da un consejo: «No te lamentes por errores pasados, aprende de ellos y corrígelos».

Los chinos atribuyen al perro virtudes como la empatía o la capacidad para superar obstáculos. Según sus creencias, el perro simboliza el compromiso fiel y la lealtad hacia el prójimo. Todos aquellos nacidos bajo su manto se caracterizan por su honestidad y humildad, con lo cual se espera que sea un gran año para consolidar relaciones interpersonales.  Algunas de las figuras más importantes que han nacido a lo largo de la historia en el año del perro son: Sócrates, Ava Gardner, Bill Clinton, Elvis Presley, Harry Houdini, Silvester Stallone o la Madre Teresa de Calcuta.

Te interesará saber que los galgos son la única raza de perros que se menciona en la Biblia. Son los perros más veloces, pudiendo correr a más de 45 kilómetros por hora.

Un perro fue el primer mamífero en orbitar por el espacio. Se llamaba Laika, y era una perra callejera. Tuvo cuatro cachorros con el perro del presidente John F. Kennedy.

La canción Martha, my dear de Paul McCartney, está dedicada a su perro. Porque nuestros perros son tan curiosos como cariñosos. Tan leales como graciosos… Continuaremos, y continuarán, hablando de ellos, porque son tan especiales que la vida sin su compañía es impensable.

Deja una respuesta

*